¿Qué es el TDAH?

El Trastorno de Deficit Atencional (TDAH), es el término de diagnóstico actual utilizado para describir a los niños y jóvenes que presentan dificultades para mantener la atención, modular el nivel de actividad y los impulsos en una serie de contextos sociales, como la familia, la escuela y el grupo de iguales.
Este trastorno del desarrollo se diagnostica con más frecuencia en los niños en edad escolar.
Hoy en día existe consenso de que la causa del trastorno tiene una base neurobiológica que está asociada tanto a factores biológicos como hereditarios, y aunque existen variables ambientales que pueden aumentar o reducir la vulnerabilidad del sujeto y por cuanto modular la severidad de los síntomas, estos no desempeñan un rol causal pero si pueden influir en la adquisición de ciertos trastornos asociados (como ansiedad, depresión, etc).
El DSM_IV_TR  (Manual Diagnóstico y Estadístico de la Academia Americana de Psiquiatría)  identifica los tres tipos de TDAH:
  1. Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio hiperactivo/impulsivo (TDAH/HI).
  2. Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado (TDAH/C).
  3. Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio de inatención (TDAH/I).

Nelly Alvarez Aranda

1. Los niños con TDAH/HI:
Manifiestan por tanto, un exceso de actividad motora y un escaso autocontrol. De acuerdo a algunas investigaciones mostrarían además dificultades en las habilidades de coordinación motora  y pueden tener más dificultades con la atención sostenida. El proceso de atención sostenida, hace referencia a la habilidad para mantener un comportamiento de respuesta durante una actividad repetitiva y continúa a través de la vigilancia y la memoria de trabajo, por tanto, presentarian dificultades para mantenerse concentrados durante un período de tiempo continuado y prolongado en la realización de una tarea, también en el control de la impulsividad y en los procesos motivacionales implicados en ella.



2. Los niños con TDAH/C:
Presentan impulsividad y alteración en la capacidad de atención sostenida. Según Barkley (1997), estos niños no presentarían deficiencias en la capacidad atencional, sino más bien, dificultades en el control inhibitorio que afecta negativamente la disponibilidad de los recursos atencionales.



Nelly Alvarez Aranda


3. Los niños con TDAH/I:
Aunque son capaces de mantener su atención sostenida, sólo lo hacen por periodos breves, ya que sus procesos atencionales están condicionados por otros estímulos que le hacen perder su conducta atenta. El TDAH/I, parece estar más asociado con la pasividad, lentitud, dificultades con la atención selectiva. El proceso de atención selectiva, es la habilidad para mantener un foco fijo de respuesta comportamental o cognoscitivo ante estímulos competitivos o distractores aislando estos últimos. En este sentido los niños con TDAH/I presentan dificultades para seleccionar, de entre todos los estímulos concurrentes en el ambiente, la información relevante que se va a procesar). También presentan aprehensión social e hipoactividad. De acuerdo a diversos autores, las manifestaciones conductuales de déficit atencional que mejor distinguen a los niños con TDAH/I son los síntomas de Tiempo Cognitivo Lento (TCL) caracterizado por pasividad, lentitud, somnolencia, falta de energía, confusión y a “soñar despiertos”.


UN EJEMPLO DE ATENCIÓN SELECTIVA
Tarea: El objetivo es que usted debe contar las veces que uno de los equipos de jugadores se pasa entre sí una pelota de básquetbol sin que le distraiga el personaje disfrazado de gorila.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada